Ortodoncia Invisible

Ortodoncia Invisible

La incorporación de nuevas tecnologías y el aumento de pacientes adultos que desean tener una sonrisa más estética, fue revolucionando las soluciones ofrecidas  en el mercado de los correctores dentales

La técnica de ortodoncia invisible se basa en el uso de una serie de alineadores removibles y transparentes fabricados en un material muy resistente y diseñado totalmente con tecnología 3d.

Estas férulas transparentes y extraíbles posibilitan que el paciente pueda quitárselas y ponérselas para comer y lavarse los dientes. Son hechas a medida de cada paciente, sustituyen a otros sistemas de ortodoncia y el tratamiento está indicado para aquellas personas que, por motivos laborales o estéticos, no quieren utilizar otros métodos de ortodoncia. Consulta sin compromiso para saber si este tipo de ortodoncia es compatible con tu caso.

Ventajas de la Ortodoncia Invisible

Los aparatos de dientes invisibles están demostrando ser una de las mejores opciones a la hora de realizar una alineación dental. Esto se debe a que tienen muchísimas ventajas, y menos inconvenientes frente a las ortodoncias con brackets.

  • Tratamiento indoloro: el material plástico evita que los tejidos blandos de la boca sufran ningún tipo de daño con el uso de la ortodoncia invisalign.
  • Anticipación: el paciente podrá saber desde la primera consulta el resultado final.
  • Menor número de visitas a la clínica: en este tipo de alineadores, el paciente adquiere cierto grado de independencia y por lo tanto no es necesario que acuda de manera continua a la clínica.
  • Mejor higiene dental: las ortodoncias invisalign son más higiénicas porque permite que el paciente se la retire tanto para comer como para lavarse los dientes. Se evita así que haya comida que se quede atascada en el aparato, como sí ocurre con los brackets.
  • Mayor comodidad para el paciente: el paciente puede retirar la férula en momentos concretos, como para comer, lavarse los dientes o encuentros sociales puntuales.
  • Beneficios estéticos: la principal ventaja de las ortodoncias invisibles es que son difícilmente perceptibles. De esta forma, ni el paciente ni su entorno percibirán grandes cambios en su imagen personal.

“Es evidente que las ventajas de este tratamiento son muchas, sin embargo, al ser fácilmente retirable, el paciente tiene que adquirir un fuerte compromiso con el mismo. Ya que el éxito del mismo depende de que este cumpla con las indicaciones del especialista.”